Cuba Illegal Exit
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

El cadáver momificado de un balsero cubano, testigo del drama migratorio

El cadáver momificado de un balsero cubano, testigo del drama migratorio
MARIO J. PENTÓN
mpenton@elnuevoherald.com

Una estampa de la Virgen de Regla, los carnés de identidad de dos
hermanos y un cadáver momificado de un cubano amarrado junto a los
restos de una balsa son las únicas pistas que quedaron de seis hombres
que escaparon de la isla de la Juventud hacia Centroamérica el verano
pasado buscando llegar a Estados Unidos.

Desaparecidos durante seis meses, el hallazgo de los restos de un hombre
en las playas de Corpus Christi en el otoño conmocionó a sus familiares
que se encuentran en la isla sin noticias de los suyos. La mayoría son
humildes pescadores de la isla de la Juventud, un municipio insular cubano.

A principios de octubre un barco camaronero de Port Aransas informó a la
Guardia Costera de Estados Unidos que había encontrado una balsa con un
cuerpo, según reportó Entravisión, un canal de televisión local.

Las autoridades pudieron confirmar que se trataba de un varón en estado
avanzado de descomposición. En los bolsillos de la víctima hallaron los
carnés de identidad de Juan Antonio Pupo Pupo y Amauris Pupo Pupo, junto
a una estampa de la Virgen de Regla.

Heraldo Peña, investigador forense del Condado de Nueces, en Texas.
explicó vía telefónica que, debido al estado del cadáver, no fue posible
identificar a la víctima, pero se guardaron muestras de ADN para
cotejarlas con los familiares que pudieran manifestarse más adelante.

“Pudimos ver que se trataba de un hombre y determinamos que falleció por
la falta de comida y agua”, aseguró Peña, quien además añadió que por el
efecto del salitre los restos se encontraban momificados.

“No fue posible concluir si el cadáver corresponde a alguna de las
identificaciones que portaba”, dice.

Un funcionario relacionado con el caso, que no quiso ser identificado,
dijo que desde que se conocieron las primeras pistas sobre el posible
origen cubano del fallecido, las autoridades intentaron ponerse en
contacto con la familia Pupo Pupo en Cuba para realizar el cotejo de
muestras, pero la embajada cubana en Washington no facilitó la comunicación.

“No está permitido hablar del papel del Consulado cubano en la
investigación porque ahora queremos tener mejores relaciones con Cuba”,
dijo el oficial, quien agregó que se hizo todo lo posible antes de darle
sepultura al cuerpo en un cementerio para indigentes.

Esta versión no coincide con las declaraciones de Hugo Vega, oficial
encargado de la Iniciativa del Migrante Extraviado de la Patrulla
Fronteriza de Estados Unidos.

Vega sostiene que la sección consular cubana prometió hacer llegar
huellas dactilares e información que posibilite la identificación del
presunto cubano.

“Tratamos de lograr que los migrantes fallecidos puedan ser
identificados por sus familiares”, dice el oficial desde el estado de
Texas. Desde que conoció el caso, el agente de la Patrulla Fronteriza
contactó con Noyri Muñoz, hermana de uno de los balseros que reside en
España.

14ymedio se comunicó con la oficina de prensa de la Embajada cubana en
Washington vía email con el objetivo de corroborar esta información pero
no recibió respuesta.

Los carnés de identidad que portaba el cuerpo encontrado al sur de
Corpus Christi corresponden a dos hermanos de la familia Pupo Pupo,
quienes, junto a otros cuatro balseros están desaparecidos desde julio
pasado.

El grupo, compuesto inicialmente por 13 hombres, salió de la isla de la
Juventud en una embarcación precaria para intentar llegar a México o
Centroamérica y desde allí continuar su trayectoria hacia Estados Unidos.

Tras unos 15 días de navegación y la rotura del motor, decidieron
separarse. La embarcación estaba fabricada con tablas y neumáticos de
camiones, por lo que según el testimonio de Guillermo Ramírez, el único
sobreviviente de la travesía que se encuentra en Estados Unidos, se
dividieron con el objetivo de ser hallados más fácilmente.

Ramírez, al igual que el resto de los sobrevivientes que fueron
repatriados a Cuba desde México, no quiere responder a las preguntas de
la prensa. El único testimonio sobre lo sucedido lo dio en México a un
familiar este verano.

Un grupo de siete hombres se mantuvo en la mitad de la embarcación y
otros seis se enrumbaron hacia la otra parte para aumentar las
posibilidades de que un barco los encontrara.

Según Ramírez, al menos cuatro embarcaciones pasaron de largo y no los
auxiliaron. El grupo de siete navegantes a la deriva fueron rescatados
por el buque abastecedor MV Fugro Vasilis, a 130 millas de Arrecife
Alacranes, al norte de la península de Yucatán. De los otros seis nada
se sabe por el momento.

“De mi esposo no sabemos nada”, dijo vía telefónica desde la isla de la
Juventud la esposa de Amauris Pupo Pupo. “Ya todos lo damos por muerto,
es mejor no continuar con esta tragedia”, agrega.

Según declaraciones de la mujer, no han recibido ninguna comunicación
oficial sobre el hallazgo del cadáver, pero a través de otros familiares
se mantuvieron informados del caso.

“La madre de ellos es la que más ha sufrido con todo esto. Va a terminar
en un hospital con tanto sufrimiento”, agrega.

Los nombres de los desaparecidos son José Armando Muñoz López, Luis
Velásquez Osorio, Rafael Rives Rives, Yoendry Rives del Campo, Amauri
Pupo Pupo y Juan Antonio Pupo Pupo.

Para Noyri Muñoz, hermana de José Armando Muñoz López, la esperanza es
lo último que se pierde.

“He traído a mi sobrino a vivir conmigo a España. Él no tenía la
posibilidad de ver en Cuba los videos sobre los balseros y el drama
migratorio, y cada vez que lo hace ahora se pone muy mal”, dice Muñoz de
48 años.

La madre de Muñoz permanece en la isla de la Juventud junto a su cuñada.

“Al menos me queda el consuelo de que esté donde esté mi hermano estará
contento de ver que su hijo pudo salir de Cuba, que fue el motivo por el
cual él se lanzó a la mar: para que tuviera libertad y prosperidad”, dice.

Siga a Mario J. Pentòn en Twitter: @mariojose_cuba

Este artículo forma parte de un convenio entre el Nuevo Herald y 14ymedio

Source: El cadáver momificado de un balsero cubano, testigo del drama
migratorio | El Nuevo Herald –
www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article127388944.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *