Cuba Illegal Exit
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Cubanos varados en Islas Vírgenes detallan por qué aún no pueden viajar a Miami

Cubanos varados en Islas Vírgenes detallan por qué aún no pueden viajar
a Miami
achardy@elnuevoherald.com

Juan José Santovena salió de Cuba en un avión con destino a Panamá en
marzo, dando comienzo así a un largo viaje para reunirse con su hijo,
Hansell, que vive en Hialeah.

Santovena está actualmente varado en las Islas Vírgenes de Estados
Unidos, uno de 20 inmigrantes cubanos cuyos documentos de viaje fueron
demorados por más de dos meses por funcionarios estadounidenses, ya que
supuestamente se negaron a cooperar con una investigación de tráfico de
inmigrantes.

El viernes, Santovena explicó en detalle la saga de los cubanos durante
una larga entrevista telefónica con el Nuevo Herald desde St. Thomas
–parte de una estrategia de los inmigrantes para presionar a las
autoridades para que les entreguen los documentos de viaje conocidos
como paroles. Sin los paroles, los cubanos no pueden subir a un avión
para venir al sur de Florida, donde la mayoría tiene familiares cercanos.

Su hijo, Hansell, así como Claudina Lambert –tía de una joven en el
grupo, Yubisnei Franco– consideran la supuesta negación de paroles como
una táctica ilegal. La Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) ha dicho
que no puede hacer comentarios sobre el caso, ya que todavía estaba bajo
investigación.

Aunque los retrasos de parole a inmigrantes cubanos han ocurrido antes,
esta es la primera vez que un grupo grande de inmigrantes de la isla se
queja públicamente sobre el problema.

El caso llegó a los titulares el mes pasado cuando el grupo de 20
cubanos se puso en contacto con el Nuevo Herald para denunciar que las
autoridades estadounidenses de inmigración les estaban demorando
deliberadamente la concesión de los paroles. La persona que actuó como
vocero del grupo pidió que su nombre no fuera publicado y proporcionó
sólo un esbozo del viaje del grupo a las Islas Vírgenes.

Santovena, en su entrevista del viernes, añadió muchos más detalles al
relato. Puso en claro que los 20 cubanos salieron de su país por
separado y sólo se conocieron por primera vez después de que se
congregaran en la isla de Santa Lucía en el Caribe y abordaran la
embarcación que los transportó a las Islas Vírgenes estadounidenses.

Con 59 años, Santovena es el de más edad entre los 20 cubanos, en su
mayoría hombres y mujeres de entre 20 y 30 años de edad. Dos son
hermanas gemelas de 17 años, dijo Santovena.

Él comenzó su periplo el 24 de marzo, cuando abordó un avión de
pasajeros en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana con
destino a Panamá. Una vez allí, abordó un vuelo a Guyana, donde cambió a
un avión con destino a Barbados. Desde ahí voló a Santa Lucía.

Aunque ninguno de los 20 cubanos se conocían entre sí antes de abordar
el barco que los transportó, todos ellos –incluyendo Santovena– sabían
que había embarcaciones que salían de Santa Lucía con inmigrantes
cubanos a las Islas Vírgenes estadounidenses. Los inmigrantes cubanos
que no tienen visa, pueden no obstante permanecer en Estados Unidos si
logran llegar a suelo estadounidense bajo la política actual de pies
secos/pies mojados. Los cubanos interceptados en alta mar por lo general
son devueltos a la isla.

“Me habían contado ya que contactaban a los cubanos para hacer ese tipo
de travesía [a las Islas Virgenes] y yo fuí con esa idea”, dijo Santovena.

A las 7 p.m., un día de finales de marzo, Santovena y otros 19 cubanos
se reunieron y más tarde navegaron en una embarcación a las Islas
Vírgenes, situadas a unas 400 millas de distancia.

“Cuando nos sacan a la orilla de una isla, todo mundo salió corriendo”,
recordó Santovena. “Yo estaba que no podía ni caminar porque cuando caí
en el agua se me torció un tobillo”.

En cualquier caso, los cubanos no fueron detectados por las autoridades
de inmigración cuando llegaron a altas horas de la noche. El barco que
los transportaba los dejó en la playa, viró y se marchó a toda prisa,
dijo Santovena.

Como resultado, agregó, nadie sabe a ciencia cierta quien era el capitán
y ninguno de los cubanos sabía como se organizó el viaje. El barco dejó
a los cubanos en la isla St. John, frente a St. Thomas.

Al amanecer, el grupo se dirigió a la marina para tomar un ferry a St.
Thomas para presentarse ante las autoridades de inmigración y reclamar
su estatus en virtud de la Ley de Ajuste Cubano.

“El primer ferry salió como a las cinco de la mañana,” dijo Santovena.
“Ahí nosotros tomamos un autobús y fuimos a la oficina de migración y
nos sentamos en el parqueo a esperar a que esa oficina abriera.”

Una vez que la oficina abrió, un funcionario de inmigración les dijo que
tenían que volver al día siguiente. Santovena dijo que cuando el grupo
regresó se les informó de un nuevo retraso hasta una semana después a
causa de la Semana Santa.

Después de la Semana Santa, dijo Santovena, los miembros del grupo
empezaron a llenar formularios con detalles biográficos. Luego se les
dijo que debían pedir citas individuales a través de un sistema de internet.

Una vez que Santovena se presentó para su cita, se le dijo que regresara
en unos 12 a 15 días más tarde para que pudiera responder a preguntas
sobre su vida en Cuba. En esa cita, dijo, un funcionario de inmigración
le mostró lo que le describió como su parole pero no se lo entregó.

“¿Y cuando lo puedo recibir?, y me dijo: ‘bueno, yo tengo que esperar a
que me autoricen’”.

Unos 10 días más tarde, Santovena fue convocado a otra entrevista.

Dijo que le preguntaron si podía identificar el capitán, y él respondió
que no porque el capitán los dejó en la playa y se fue. Santovena no
recibió su parole.

Siete de grupo se cree que ya han recibido los paroles porque
aparentemente respondieron a las preguntas a la satisfacción de las
autoridades de inmigración, dijo Santovena.

“Ya llevamos casi tres meses en estas islas”, dijo. “Y ahora hay un
mutismo total por parte de los oficiales de migración”.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

Source: Cubanos varados en Islas Vírgenes detallan por qué aún no pueden
viajar a Miami | El Nuevo Herald El Nuevo Herald –
http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article23299359.html

Tags: , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *