Cuba Illegal Exit
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Escapar aún es la opción

Escapar aún es la opción
DANIEL PALACIOS | La Habana | 14 Mayo 2014 – 7:08 am.

A pesar de las mejoras salariales, las fugas de deportistas siguen. Las
autoridades vuelven a llamarlos ‘traidores’.

Quizá algunos pensaron que el tímido y forcejeado regreso del
profesionalismo al deporte cubano reduciría a cero la notable cantidad
de fugas en las delegaciones deportivas, pero ahí está la realidad: esta
semana se supo de la escapada del camagüeyano Ramón Luis en Tijuana. En
menos de tres meses dos boxeadores cubanos han “saltado la barda”.

La historia del pugilista agramontino no toma a nadie por sorpresa, pero
si se le suman reportes conocidos de luchadores, clavadistas, tenistas,
ciclistas, voleibolistas, entre otros, en el primer trimestre del año
2014 las cifras continúan alarmando.

Es cierto que en general han descendido, y claro que se debe estar ciego
para darle la espalda a esa realidad, pero el punto clave está en que a
pesar de que la cúpula político-militar gobernante cedió unos pesos bien
ganados para los atletas, estos mantienen la idea de romper cadenas.

En el caso de Luis, las autoridades catalogan de “vergonzosa” la
“deserción” del joven boxeador y le achacan no haber barrido en el
torneo clasificatorio de la capital de Baja California. Se trata de una
actitud más fácil y conveniente que mirar atrás y ver la causa por la
que un púgil en pleno momento de ascenso deportivo define poner en
riesgo su vida en el cruce fronterizo antes que regresar.

“Contra los millones nadie puede. Eso lo haría hasta un chino si le
ofrecen esa cantidad de dinero”, dice un viejo ex militar habanero, con
un vaso de ron barato al lado. Una verdad de Perogrullo, pero con
aristas inconfundibles.

Un deportista del lejano Burundi no desperdiciaría un contrato
millonario, pero un cubano necesita poner en riesgo su vida, separarse
por un largo —casi eterno— tiempo de su familia, aceptar que lo llamen
“traidor” o “desertor” para tener solamente la posibilidad de lograr que
alguien se interese, pues en su propia tierra otros deciden que su
talento es fruto de un proceso político. La diferencia es ostensible.

Recientemente el pelotero espirituano Frederich Cepeda recibió un jugoso
contrato con los Gigantes de Yomiuri de las Grandes Ligas de Japón, se
habla que devengará hasta el 90 por ciento de la contratación. Por su
parte, el tercera base industrialista Yulieski Gourriel se encuentra a
punto de estampar su firma con los Yokohama Bay Stars de la misma liga y
serán alrededor de 20 los que sigan esos derroteros.

Pero el béisbol es otra historia, la vitrina del experimento castrista
del “profesionalismo del siglo XXI”, y en los cajones oscuros del desván
están los otros deportistas, esos que no saben si tendrán otra
oportunidad de intercambiar con el mundo exterior, donde impera, como
mínimo, la sensación de libertad.

En fin, sería bueno que el sentido común se impusiera cuando se intente
pensar que el mero hecho de cobrar unos aún insuficientes pesos
disuadirá a los jóvenes deportistas de abandonar las delegaciones
deportivas o lanzarse en lanchas en busca de la libertad. Es el sistema
el que es puro veneno, ese que posiciona una vitrina luminosa en forma
de bate y pelota para dar la sensación de un placer y optimismo
generalizados.

Los deportistas cubanos seguirán buscando nuevos horizontes, no solo
porque les aguarden millones, sino también porque ya no quieren que les
esperen en el aeropuerto políticos corruptos transmitiéndoles mensajes
vacíos de la “alta dirección” y, tras unas palmaditas en el hombro, todo
vuelva a ser como antes. Eso es un motivo mucho mayor.

Source: “Escapar aún es la opción | Diario de Cuba” –
http://www.diariodecuba.com/deportes/1400024054_8566.html

Tags: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *