Cuba Illegal Exit
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Cuatro años doblemente perdidos

Cuatro años doblemente perdidos

Miércoles, 12 de Septiembre de 2012 00:17

Escrito por Frank Correa

Cuba actualidad, Jaimanitas, La Habana, (PD) Antonio Medina Castañeda

dice que aún no se ha repuesto del golpe fulminante recibido ayer,

cuando recogió la copia de su carta de en las oficinas del

Tribunal Provincial Popular de La Habana, y no aparecía por ningún lado

que había estado cuatro años en el Combinado del Este por intento

de en 1993. Solo dice que fue multado con 500 cuotas de un

peso cada una.

Antonio Medina está inscrito en el Programa de Refugiados de la Oficina

de Intereses de en La Habana y espera en cualquier

momento que lo llamen a la entrevista, para lo que prepara su expediente

con los avales que certifican su condición de perseguido político,

citaciones de la policía, acusaciones y reportes en la prensa

independiente de sus avatares con el contexto social adverso en que vive.

Tiene una hija de diez años y la mantiene con su oficio de . Fue

perseguido incesantemente por el jefe de sector hasta que las reformas

de Raúl Castro le dieron la posibilidad de ejercer por cuenta propia.

Tal vez posea el récord nacional de más intentos de salidas ilegales

fallados: 19. Los más renombrados: la gran balsa de pomos plásticos

vacíos amarrados y enfundados en sacos de yute, muy sólida, en la que

hubiera llegado a cualquier sitio, y el armatoste flotante que armaron

en Romerillo, en un patio alquilado, llevaron en un camión de madrugada

hasta la costa de Santa Fe y lo echaron al mar. Navegaron cinco días,

hasta que perdieron el rumbo y se les acabó el combustible. Luego los

cogió un temporal que los volcó varias veces, hasta lanzarlos, en medio

de la noche y la lluvia, contra los arrecifes de Santa Cruz.

En aquel intento murieron Alexis El Gato y Maykel, del reparto Flores.

Antonio salvó la vida milagrosamente, como ha sucedido en otras

ocasiones, pero estaba decidido a esperar la entrevista con el cónsul,

para rogarle por su huida definitiva, pero por aire. Una de las

evidencias de peso es la carta de libertad por los cuatro años preso por

un delito considerado político. La carta original la perdió en aquella

aventura donde salvó la vida por un tilín.

Fue al tribunal que lo había juzgado a solicitar una copia de la carta

de libertad, pero en el fallo ahora se recogía en la sentencia de fecha

treinta y uno de marzo de mil novecientos noventa y tres, una sanción de

multa de quinientas cuota de un peso, nada más.

–No estoy loco, fueron cuatro años de mi vida, con sus días y sus

noches. Y ahí está mi mamá, muerta, que fue a todas las visitas, y mi

hermana, y mi sobrino, que también iban a verme tras las rejas, muerto

en vida. Y ahora resulta que no existen, que tan solo fue una multa.

Fueron cuatro años doblemente perdidos.

Para Cuba actualidad: beilycorrea@yahoo.es

http://primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/sociedad/5160-cuatro-anos-doblemente-perdidos.html

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *