Cuba Illegal Exit
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Algo no ensambla

Algo no ensambla

Lunes, 10 de Septiembre de 2012 05:47

Escrito por Frank Cosme Valdés Quintana

Cuba actualidad, Santos Suárez, La Habana, (PD) Los XXX Juegos Olímpicos

de Londres y la V Copa Mundial de beisbol femenino en Edmonton Canadá

volvieron a traer noticias sobre fugas, desapariciones, y peticiones de

asilo de cubanos y cubanas ligados al deporte, ya como deportistas o en

profesiones afines, como los periodistas encargados de cubrir estos

lances, etc.

En los Juegos Panamericanos de México en octubre del 2011, el

fotorreportero del Instituto Nacional de Deportes (INDER), Daniel Amaya,

y el director de la página deportiva de Bohemia, Damián Delgado,

decidieron permanecer en este país.

El 15 de agosto, en los Juegos Olímpicos de Londres, el jefe de

redacción de Juventud Rebelde, Luís López Viera, decidió pedir asilo

político al Border Agency, entidad del gobierno británico que se encarga

de estos trámites.

Tres días después, el 18 de agosto, en la V Copa Mundial de Beisbol

femenino de Edmonton Canadá una joven pelotera cubana de 21 años cruzó

la frontera entre Canadá y los .

Solo transcurrieron cuatro días y otras tres peloteras escaparon. Fue en

esta misma ciudad que en el año 2008, en el Torneo Mundial Juvenil,

otros tres deportistas cubanos protagonizaron otra fuga.

Si se fuera a hacer un cálculo de estas evasiones de deportistas,

médicos, y de funcionarios en estos 50 años habría que hacer un libro de

300 páginas. Si por el contrario se fuera a hacer otro recuento, pero en

este caso de los desconocidos, los no mediáticos, aquellos que catalogan

como simples hombres y mujeres comunes, habría que hacer una enciclopedia.

Desde los primeros vuelos hacia Estados Unidos y otros países como la

propia , Puerto Rico y España en los primeros años, Camarioca

en 1965, Mariel en 1980, la crisis de los en 1994 y ahora en

estos últimos años el Mariel terrestre que comenzando en Ecuador

atraviesa Colombia y Centroamérica hasta llegar a México y pasar la

frontera hacia , miles de cubanos han emprendido este desdichado éxodo

histórico e interminable que ya resulta demasiado doloroso.

Hoy ya suman millones de cubanos y sus descendientes que deambulan por

el mundo, ya no solo en los países de América y Europa, sino desde

Australia hasta Ulán Bator en Mongolia.

Hasta ahora no se ha hecho el recuento real de los que no llegaron, los

que desaparecieron en el estrecho de la Florida, los que sucumbieron

tratando de huir y ahora también en este tránsito Ecuador-EU de los que

ya existen más que suficientes cuentos amargos e infortunados.

Mientras tanto, la comunidad internacional, más atenta a la situación de

Siria, Irán o Corea del Norte, sigue sin cuestionarse por qué la gente

huye de Cuba.

Tan dramática como la situación que se generó en el 1994 con el

Maleconazo en que desesperados se lanzaron al mar miles de cubanos

desapareciendo muchos y sumiendo en el dolor a cientos de familias, es

este que ocurre en este nuevo camino del infierno que va desde Ecuador

hasta EU. Otros desesperados cubanos se han embarcado en una aventura a

través de selvas infectadas no de alimañas habituales, sino de otras aún

peor, compuestas de narcotraficantes, coyotes y policías corruptos.

Hace ya cinco meses en el número 216 de este semanario, se publicó otro

artículo de mi autoría ("El éxodo silencioso"), sobre este tema. De

entonces acá poco se ha escrito sobre este hecho en los medios

internacionales, nada en los llamados "influyentes". En cambio, se leen

muchas sandeces de que estos emigrantes cubanos son emigrantes

económicos. ¿Acaso los italianos y españoles que emigraron a América en

los años 20, catalogados también como económicos, tuvieron que atravesar

el Atlántico en una balsa? Nadie se juega el pellejo de la manera que se

lo juegan los cubanos si no es por otra razón de más peso, aunque

algunos de ellos, educados para ser esclavos y que padecen del "síndrome

de Estocolmo", digan que se han ido de Cuba por estos problemas.

Algo no ensambla cuando la gente elige masivamente largarse de un lugar

aunque padezca del dichoso síndrome. Tampoco encaja cuando algunos

intelectuales y organizaciones internacionales declaran como ejemplo ese

lugar, e inclusive lo galardonan. Y mucho menos cuando se sigue

repitiendo hasta la saciedad que se está "actualizando" un modelo que la

historia descartó por inservible.

Para Cuba actualidad: glofran263@yahoo.com

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *