Cuba Illegal Exit
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Una travesía infernal

Una travesía infernal

Martes, 14 de Agosto de 2012 00:27

Escrito por Amarilis C. Rey

Cuba actualidad, Managua, La Habana, (PD). En el perseverante afán de

salir de su país, los cubanos han enfrentado por varios decenios las

peligrosas aguas del Estrecho de la Florida. Pero ahora muchos tienen un

nuevo reto: La selva de Darién, una jungla tropical de 135 kilómetros

que demarca la frontera entre Colombia y Panamá, poblada de animales

feroces, insectos venenosos, bandas dedicadas al tráfico de drogas y

grupos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Todo era de miedo", dijo Jorge Alvarado Manzano, de 46 años, quien hace

pocos días recorrió este peligroso camino. Hoy desde Costa Rica, vía

, pudo relatar algunas de sus vivencias después de que saliera

de Ecuador, país en el que vivió desde el año 2008.

"Éramos un grupo de veinte cubanos, entre ellos mujeres, hombres y una

niña de un año. Quizás algún día personalmente pueda contarte todo lo

que pasamos y vas a quedar horrorizada.

"Al inicio de la travesía nos guiaba un coyote -así es como le llaman a

estas personas que por dinero te cruzan la trocha- pero casi en la

frontera con Colombia nos abandonó.

"Tuvimos que deshacernos de todas nuestras pertenencias, pues cuando

llevas varios días caminando, todo pesa. Hasta mi Biblia tuve que dejar

abandonada. Después supe que fue encontrada por otro grupo, también de

cubanos, que venía detrás y gracias a eso se guiaron y pudieron alcanzarnos.

"Una madrugada comenzó a llover y debimos tapar la hoguera con una

sombrilla para que no se apagara, pues el fuego nos protegía de los

animales salvajes.

"En dos ocasiones nos interceptó la policía colombiana, nos pedían

prendas, dinero; tuvimos que dejarle el poco que traíamos y hasta

nuestros teléfonos celulares. Milagrosamente salvamos la vida."

Después de esta travesía infernal, Alvarado logró ingresar a territorio

panameño y viajar luego a Costa Rica, donde se encuentra actualmente.

Consiguió trabajo gracias a la buena voluntad de un cubano que ha

formado un club para ayudar a sus compatriotas.

"Ahora estoy en Guachipelín de Escazú, como a 20 kilómetros de San José.

Es un lugar de tránsito, tenemos una al día, y dormimos en

colchones en el piso. Somos treinta paisanos, pero eso puede cambiar en

próximos días, en la medida que algunos sigan viaje hacia

y lleguen otros provenientes de Ecuador.

"Aquí me siento bien, trabajo en una brigada de mantenimiento, trato de

reunir algún dinero para ayudar a mi familia en Cuba y espero poder

legalizar mi estatus migratorio gracias a la buena voluntad del gobierno

de este país."

Sus dos hijos y su esposa quedaron en la isla.

Alvarado perdió su empleo cuando quiso cumplimentar una invitación a

Canadá realizada por un hermano de fe de la iglesia evangélica,

denominación a la que pertenece. Laboraba como dependiente en uno de los

comercios recaudadores de divisa (TRD), de las Fuerzas Armadas

Revolucionarias (FAR) y perdió la idoneidad laboral, tras la solicitud

de su pasaporte.

"La pequeña Amy y el joven Jorge David han sufrido mucho esta

separación, y han debido ser atendidos por psicólogos y psiquiatras.

Sobre todo Jorge David. En la se ha sentido marginado por

algunos maestros, dado que profesamos una fe cristiana. Pero confiamos

en Dios que pronto estaremos todos juntos", comentó la esposa.

En el año 2007 el ecuatoriano Rafael Correa liberó el trámite

de solicitud de visado a los cubanos. Según cifras oficiales

ecuatorianas, 106 371 cubanos ingresaron a ese país sudamericano entre

el año 2007 y febrero de 2012.

Para Cuba actualidad: amarilisrey@yahoo.com

http://primaveradigital.org/primavera/component/content/article/121-sociedad/4910-una-travesia-infernal.html

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *