Cuba Illegal Exit
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Muere decano de la disidencia cubana

Posted on Wed, Aug. 09, 2006

Muere decano de la disidencia cubana
WILFREDO CANCIO ISLA
El Nuevo Herald

El veterano disidente Gustavo Arcos Bergnes, fundador del movimiento de
derechos humanos en Cuba y símbolo de la resistencia cívica contra el
régimen castrista, falleció ayer en La Habana, víctima de un paro
cardiorespiratorio, a los 79 años.

El fallecimiento de Arcos se produjo a las 11:30 a.m. del martes en el
hospital Calixto García, adonde fue llevado en la madrugada por una
recaída en las afecciones que habían debilitado sensiblemente su salud
durante el último año. Padecía de Alzheimer, neumonía y trastornos
renales, y desde el pasado julio tuvo que ser ingresado en tres ocasiones.

Con la muerte de Arcos se cierra un capítulo legendario de sacrificio
familiar por las conquistas democráticas en Cuba durante más de cinco
décadas. Para opositores políticos y activistas cívicos dentro y fuera
de la isla, su desaparición provoca un profundo vacío en el liderazgo
del movimiento disidente en un momento crucial del acontecer cubano.

”Gustavo deja un legado de rectitud moral, de sentido absoluto del
deber y de renuncia total a las ambiciones materiales, de poder o
gloria”, declaró su sobrino Sebastián Arcos Cazabón, que reside en Miami.

Para el opositor Vladimiro Roca, de la coalición Todos Unidos, ”Gustavo
fue una de las figuras emblemáticas del movimiento de derechos humanos”
y “un hombre íntegro, que hablaba de frente y sin dobleces”.

”Perdimos un gran maestro y un inspirador a la hora de organizar y
lograr consensos”, afirmó el ex preso político Ricardo Bofill, creador
del ilegal Comité Cubano Pro Derechos Humanos (CCPDH) y principal
compañero de Arcos en su largo enfrentamiento pacífico al régimen
comunista. “Un maestro de decencia, de cordura política, de frases
firmes pero amables y, sobre todo, de perseverancia”.

Fue en 1983 en la cárcel habanera del Combinado del Este donde se
reencontraron Arcos y Bofill y decidieron impulsar juntos las labores
del CCPDH, agrupación pionera de la lucha pacífica contra Fidel Castro.
Tras la salida de Bofill al exilio, en 1988, y hasta su muerte, Arcos
asumió la presidencia de la entidad y lideró múltiples esfuerzos por la
liberación de los presos políticos y los derechos civiles en la isla.

”El Comité [CCPDH] de Arcos y Bofill es un punto y aparte en la
historia política de Cuba”, consideró el historiador y ensayista Carlos
Alberto Montaner. “A partir de ahí comienza la lucha por los derechos
humanos y la justicia en un país que siempre había resuelto sus
conflictos de manera brutal”.

Nacido en 1926 en la ciudad de Caibarién, antigua provincia de Las
Villas, estudió en la escuela católica de los Hermanos Maristas, junto a
sus hermanos menores Sebastián y Luis, y logró ingresar en la carrera de
Derecho en la Universidad de La Habana.

Pero su trayectoria personal dio un drástico giro tras el golpe militar
de Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952.

La familia Arcos Bergnes entraría entonces en la historia contemporánea
de Cuba. Arcos y sus hermanos se vincularon a la resistencia contra
Batista a través del Partido Ortodoxo. Luis, quien integraba por esos
días las fuerzas del ejército, colaboró incluso buscando uniformes para
el asalto armado al Cuartel Moncada de Santiago de Cuba, en julio de 1953.

Arcos figuró en el grupo de jóvenes que acompañó a Castro en la
operación armada del Moncada. En el enfrentamiento con las tropas del
cuartel, recibió un disparo en la región lumbar que le inmovilizaría
para siempre su pierna derecha.

Liberado por la amnistía general de 1955, se sumó a los planes
insurreccionales del Movimiento 26 de Julio, exiliado en México.
Mientras, su hermano Sebastián se convirtió en líder de las operaciones
clandestinas de esa agrupación en el norte de Las Villas.

Arcos permaneció en México al producirse la travesía del yate Granma,
desde el puerto Tuxpan al oriente de Cuba, con 82 expedicionarios, en
1956. Su hermano Luis participó en la expedición y murió en los combates
iniciales de la Sierra Maestra.

Al triunfo de la revolución encabezada por Castro, Arcos regresó a Cuba
en 1959 y tras sus primeras discrepancias con Castro, fue nombrado
embajador en Bélgica, Dinamarca y Luxemburgo, en 1961. Inconforme con el
rumbo marxista de la revolución cubana, renunció al cargo en 1964 y
retornó a la isla, donde fue apresado y condenado a 10 años de prisión
por presuntos “actos contra la seguridad del Estado”.

”Fue un acto quijotesco, a pesar de que amigos cercanos como Guillermo
Cabrera Infante le advirtieron que no debía regresar”, advirtió Bofill.

Salió de la prisión en 1969 tras una huelga de hambre, pero permaneció
bajo vigilancia policial, impedido de viajar al extranjero aún cuando su
hijo mayor sufrió un accidente en Miami que lo dejó paralítico.

Entonces planeó una salida ilegal del país, junto a su hermano Sebastián
y otros familiares. El plan fue detectado por las autoridades cubanas y
ambos resultaron detenidos en 1981.

Arcos fue condenado a siete años de cárcel por ”intento de salida
ilegal del país”. Desde el Combinado del Este, junto a Sebastián,
desplegó una intensa faena como vicepresidente del CCPDH. Enfermo de
cáncer, Sebastián salió al exilio y murió en Miami en 1997.

”Un día me llegó a Washington una nota de prensa y un dibujo diciéndome
que había un comité de derechos humanos dentro de Cuba”, recordó el
activista Frank Calzón, director del Centro por una Cuba Libre.
“Inicialmente no lo creí y pensé que era una maniobra castrista, hasta
que supe que funcionaba dentro de una cárcel”.

Lo sobreviven en Cuba su esposa Teresita de la Paz y sus hermanos
Rosina, Adela, María Helena y Humberto. En México, su hermana Eliana; en
Estados Unidos, su hijo menor David y una nieta. Su hijo Gustavo
falleció en 1989.

Respetando la última voluntad de Arcos, su cadáver será incinerado hoy.

http://www.miami.com/mld/elnuevo/15229240.htm

Print Friendly

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *