Cuba Illegal Exit
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Retienen a balseros del Puente de las Siete Millas

Posted on Wed, Jun. 28, 2006

Retienen a balseros del Puente de las Siete Millas
WILFREDO CANCIO ISLA
El Nuevo Herald

La odisea de los balseros del Puente de las Siete Millas parece no tener
fin.

Tres meses después de que los 14 inmigrantes solicitaran oficialmente
sus permisos de salida, las autoridades cubanas los mantienen retenidos,
sin respuestas precisas sobre los motivos de la demora.

”La respuesta que nos dan cada vez que vamos a Inmigración de la
provincia [de Matanzas] es que no hay respuesta todavía”, relató ayer
Elizabeth Hernández en conversación telefónica con El Nuevo Herald.
“Estamos realmente desesperados”.

Hernández reside junto a su esposo Junior Blanco y el hijo del
matrimonio, John Michael Blanco, de 2 años, en el poblado de San
Francisco, a unos 13 kilómetros de la capital matancera. Los tres se han
ido a vivir con los padres de Blanco, luego que los funcionarios del
Instituto de la Vivienda les prohibieran acceder a la vivienda que
compartían antes de la salida ilegal del país, el pasado enero.

Los 15 balseros –11 hombres, dos mujeres y dos menores– hicieron
historia tras arribar a un pilote del viejo puente Flagler, en los cayos
de la Florida, y ser repatriados el 9 de enero, cuando el Servicio
Guardacostas determinó que no habían llegado a tierra firme de Estados
Unidos.

Pero a comienzos de marzo, un juez federal dictaminó que la decisión
había sido errónea y ordenó que las autoridades estadounidenses debían
hacer los mayores esfuerzos para retornar al grupo por vías legales,
marcando una victoria legal sin precedentes para los inmigrantes cubanos.

Uno de los integrantes del grupo, Lázaro Martínez Jiménez, fue
descalificado para emigrar legalmente por ofrecer falsos testimonios a
los funcionarios estadounidenses.

Sin embargo, los 14 restantes cumplieron los trámites de rigor al llegar
a la isla y el 28 de marzo presentaron la petición del permiso de salida
(tarjeta blanca), requisito migratorio que constituye una exclusividad
para los ciudadanos cubanos en todo el hemisferio occidental.

Generalmente la aprobación del permiso para emigrar toma entre dos
semanas y un mes, pero en este caso el retraso resulta significativo.

El pasado 6 de junio, los funcionarios de Inmigración y Extranjería
–una dependencia del Ministerio del Interior– explicaron al grupo que
las demoras se debían a “la singularidad del caso, que necesitaba una
investigación especial”.

La Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana (USINT) dijo ayer
que espera que el gobierno cubano cumpla con los acuerdos migratorios
establecidos en 1995 y permita la salida del grupo.

”Nuestra posición se mantiene inalteralble”, expresó Drew Blakeney,
portavoz de la sede diplomática. “La USINT continúa lista para
entregarles inmediatamente los documentos de viaje y facilitarles su
salida de Cuba… Nosotros, como ellos, esperamos sólo por los permisos
de salida del gobierno cubano”.

Ante una comparecencia televisiva, el pasado 15 de mayo, el gobernante
Fidel Castro aseveró que ”Cuba nunca cerró las puertas a las salidas”
legales.

Según datos de la USINT, el régimen cubano mantiene retenidas a más de
500 personas que poseen visas para emigrar a EEUU y no reciben la
tarjeta blanca, en su mayoría por ser familiares de desertores o
calificar como personal médico indispensable.

”Una vez más, el gobierno cubano está jugando con los sentimientos de
estas personas y dificultando la reunificación familiar por turbios
motivos políticos”, afirmó el abogado Luis Fernández, integrante del
equipo legal que ganó la demanda en favor del grupo repatriado.

Fernández manifestó que ”Cuba parece estar barajando opciones para
manipular el caso” ante la alternativa de que Washigton decida
suspender la cuota de 20,000 visas anuales o reforzar las restricciones
del embargo a la isla. Un paquete de medidas fue enviada a la Casa
Blanca por la Comisión de Asistencia a una Cuba Libre, a finales de
mayo, y desde entonces aguarda por una decisión del presidente George W.
Bush.

http://www.miami.com/mld/elnuevo/14915892.htm

Print Friendly

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *