Cuba Illegal Exit
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.

Opinion sobre Situacion Actual en Cuba

Opinión sobre Situación Actual en Cuba
2006-02-16

Soy Juan Carlos González Leiva, Presidente de la Fundación Cubana de
Derechos Humanos. La situación actual en Cuba de represión ha alcanzado
límites insospechados. El régimen, a partir de mediados del año pasado,
es decir, del 2005, ha retomado los actos de repudio violentos que
habían sacudido a Cuba en los años 80.

En esta ocasión, sin huevos, pero con barretas e instrumentos de
trabajo, han traspasado los límites privados del domicilio, lo más
privado que pueda tener un ser humano. Entrando en las habitaciones y en
los dormitorios y llevándose cuanto se les ocurre al aparato militar de
la Seguridad del Estado.

En este caso, la Seguridad del Estado no actúa sola, sino que va
acompañada por los dirigentes del régimen, el Partido y las
organizaciones tales como los Comités de Defensa de la Revolución, la
Federación de Mujeres Cubanas, así como de personas de baja catadura
moral. Los llamados “actos de repudio”, que no son más que turbas al
mejor estilo fascista, tienen como objetivo aterrorizar a la disidencia
pacífica y a la población civil.

Podemos mencionar como un acto de suma violencia el acto que se le dio
recientemente al siquiatra Arturo Hernández, que al tocarle a la puerta
del apartamento donde vive y abrir su esposa, entró una turba dentro de
su vivienda, gritándole las consabidas consignas de
“contrarrevolucionario”, “gusano”, “mercenario”, etc., y registrando
toda su vivienda sustrayéndole libros, tanto de literatura universal
como de su profesión como psiquiatra. En ese momento no oyeron los
clamores de su esposa, que gritaba que no le rompieran las imágenes de
los santos que avalaban su fe religiosa.

Otro acto violento llamado de repudio fue el que le dieron a Amado Ruiz
Hernández donde, con barras de hierro, derribaron puertas, dañaron el
techo y gran parte de las paredes y muebles dentro de la vivienda,
rompiendo, entre otras cosas, una cámara de video y otras propiedades.

Guillermo Llano Ricardo y Eliécer Consuegra Rivas, en Mayari, provincia
de Holguín, fueron golpeados salvajemente cuando se refugiaron en casa
de una anciana para librarse de la paliza. Las fuerzas de la Policía
Nacional Revolucionaria, hasta ese momento actuando sólo como
espectadores, entraron y los sacaron de la vivienda entregándoselos a
las turbas. La policía de cualquier país está para hacer prevalecer el
orden, en Cuba está para reprimir a la población que pacíficamente
quiere organizarse y tener libertad.

En mi caso, he sido víctima también de numerosos “actos de repudio”.
Durante aproximadamente una semana el régimen sembró el terror en los
alrededores de mi vivienda, ubicada en la calle Honorato del Castillo
154, entre República y Cuaba, en Ciego de Ávila. Siete personas tuvieron
que permanecer dentro de mi casa y a pesar de que no había ninguna
reunión, solo visitantes, las autoridades intentaron expulsarme del
territorio nacional mediante la fuerza y el chantaje.

Durante tres días seguidos colocaron altavoces con música alegórica al
régimen cubano, y canciones de los Comité de Defensa de la Revolución.
Los altavoces estaban colocados al borde de las ventanas, y la música
penetraba dentro de toda la casa con un gran estruendo, convirtiendo la
casa en una verdadera caja de resonancia y afectándonos a todos. También
nos cortaron el agua, la electricidad y el servicio telefónico.

No podíamos salir de la vivienda para buscar los necesarios alimentos,
ni tampoco permitían que nuestros familiares se acercaran a la misma,
diciéndoles que yo no tengo ni padre ni madre ni nadie y que tenía que
irme del país y no podía seguir viviendo en mi Patria. Que si era
necesario, iban a destruir la vivienda aunque tuvieran que emplear para
ello tanques de guerra y que nos iban a echar substancias por debajo de
la puerta y nos iban a incendiar la vivienda. Estos actos de terror no
sólo quedan en este tipo de agresiones.

En los últimas dos semanas, por lo menos quince viviendas han sido
allanadas y alrededor de seis bibliotecas independientes han sido
destruidas, entre ellas la Guillermo Cabrera Infante, dirigida por Julio
Columbiè Batista, quien se encuentra en prisión desde que su biblioteca
fue destruida. Esta biblioteca se encuentra ubicada en el batey Grúa
Nueva, en Primero de Enero, en Ciego de Ávila.

También fue destruida la biblioteca independiente Gastón Baquero,
dirigida por Martha Díaz Rondòn, en Banes, Holguín; la biblioteca
Wenceslao Aguilera, ubicada en Antilla, Holguín; la biblioteca Calixto
García, ubicada en Samà Arriba, en Banes, Holguín, de donde se llevaron,
además de los libros, ropas, discos y otras pertenencias.

Hay que decir que el régimen viola hasta sus propias leyes. En estos
momentos hay personas en Cuba que llevan tres años de prisión, sin
habérseles presentado cargos ni haber sido remitidos ante los tribunales
correspondientes por los delitos de los cuales se les acusa. En esta
situación tenemos dos presos políticos en la Isla de la Juventud: Rafael
Millet y Rolando Posada.

En esta situación hay alrededor de seis presos políticos en la cárcel
Cerámica Roja de Camagüey, quienes en estos momentos se encuentran en
huelga de hambre exigiéndole al régimen atención, ya que la petición
fiscal que les hicieron de dos años se venció ya, es decir, incluso ya
sobrepasaron el tiempo que llevan en prisión por el supuesto delito de
romper vidrieras en establecimientos gubernamentales.

Otra forma de represión actual es la apropiación por parte del régimen
del dinero que envían los cubanos en el extranjero sus familiares dentro
de la Isla como ayuda humanitaria. Muchas veces el régimen impide que
ese dinero llegue a manos de sus destinatarios apropiándose del mismo, y
además, cuando el dinero es entregado, el régimen descuenta un 20%,
utilizando este dinero para sus fines de fortalecimiento de su aparato
represivo, entre otras cosas.

La empresa telefónica ETECSA, que está formada por una parte cubana y
otra de empresarios italianos, es un increíble instrumento de represión
contra la población en general y contra la oposición. En estos momentos
Gualdimar Parra, presidente de la Liga Cubana de Campesinos
Independientes y su esposa, Maurice Gonzáles Urquet, presidenta de la
Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales, se encuentran sin
teléfono desde hace una semana, porque la Seguridad del Estado se lo
interrumpe, y al quejarse a la empresa telefónica de su localidad, éstos
le responden que “los teléfonos no son para las personas que están
opuestas al régimen”. Esta situación de represión telefónica la hemos
sufrido en Cuba centenares de opositores, incluso el que les habla, Juan
Carlos González Leiva.

La situación de las prisiones no puede ser peor. Las golpizas son
diarias. Queremos denunciar el caso del prisionero político Juan Carlos
Herrera Acosta, destacado disidente y periodista independiente, quien en
una semana fue golpeado en más de tres ocasiones de forma salvaje e
inhumana. Lo mismo ocurre con las sanciones, como en el caso de Orlando
Zapata Tamayo, quien al entregársele la petición fiscal, escribió por la
parte de atrás “Abajo Fidel”. Esto le costó una sanción de siete años
por encima de la que está cumpliendo. En total 22 años de privación de
libertad por tratar de ejercer sus derechos de libre expresión.

La situación social no puede ser más crítica. El régimen ha implementado
una serie de medidas para reprimir a la población impidiéndole la compra
de los alimentos más indispensables, que eran vendidos por
distribuidores independientes autorizados para ello, entre ellos, la
carne de cerdo. En los poblados, bateyes y ciudades, el hambre es total,
casi en estado de hambruna. Aquellos campesinos que siembran sus tierras
y tratan de independizarse del estado, son multados y lo mismo ocurre
con aquellas personas que tratan de abandonar el país y son sancionados
por intento de salida ilegal, hecho éste que se había despenalizado.

La situación actual económica, política y social del país ha llevado a
hechos de desesperación a la población civil, que ve como solución el
abandono de sus familiares más cercanos y tratan de salir del país para
poder así ayudarlos desde el exterior a que puedan sobrevivir. En el
caso del encierro informativo, ha llevado a personas a protagonizar
huelgas de hambre reclamando sus derechos al acceso a la información vía
Internet, como es el caso del periodista independiente Guillermo
Fariñas, de Santa Clara, y su amiga defensora de los derechos humanos,
Noelia Pedraza Jiménez.

Guillermo Fariñas ha protagonizado ya 20 huelgas de hambre y sed, y en
estos momentos se encuentra en estado muy crítico en el Hospital de
Santa Clara, producto de la huelga de hambre que lleva a cabo en
protesta por la falta de libertad y por la privación del uso de la
Internet y acceso a otros medios de información en el mundo. Es director
de la agencia de prensa independiente Cubanacan Press, con alrededor de
16 periodistas integrando la misma, pero el régimen cubano le bloquea el
envío de informaciones a través de la Internet a los medios de
información en otros países.

El pequeño espacio que había ganado la oposición en Cuba, de reunirse
dentro de sus viviendas, ha sido arrebatado por el gobierno con “actos
de repudio”, amenazas, encarcelamiento, impidiendo incluso que cuatro o
cinco personas de una misma familia puedan reunirse, como en mi caso,
donde el régimen me amenaza constantemente diciéndome que no puedo tener
personas dentro de mi vivienda, o seré llevado nuevamente a prisión.

Tenemos reportes de cómo se ha incrementado la represión en los últimos
meses, enviando a prisión a numerosas personas por delitos imaginarios.
El régimen continúa su represión sin tener en cuenta nada. El acto más
indignante que se ha producido en los últimos meses y que no tiene
paralelo en la historia de la represión en ningún país -incluso
totalitario- en el mundo, es la invasión del domicilio de las personas.
No hay respeto para la vida privada de ningún habitante de esta Isla.

Ciego de Ávila,
Febrero 14, 2006.
Grabado y transcrito en la Oficina de Plantados

Colaboración de Roberto Jiménez.

Nota de los distribuidores: NetforCuba.org autoriza la reproduccion y
redistribucion de este correo, mientras nuestra fuente
(www.netforcuba.org) sea citada.

http://www.presslingua.com/web/article.asp?artID=4549

Print Friendly

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *